Tú pones la ilusión y nosotros la experiencia.

La palabra franquicia empieza a no encajar con la idea que tenemos en la cabeza, se queda corta.

Para nosotros franquicia supone encontrar a alguien que le entusiasma nuestro concepto, que confía en nuestra marca, que le emociona la idea de tener un negocio propio y que quiere aprender de la experiencia de otros que ya hemos pasado por muchos baches.

Nos gusta conocer a las personas con las que vamos a crecer juntos, saber qué buscan, qué esperan y crear una relación en la que ambos salgamos beneficiados. Podríamos haber crecido más, o más rápido pero siempre nos ha gustado estar cómodos con los que serán nuestros socios por mucho tiempo y hacer las cosas con mimo y atención.

Nuestro modelo de franquicia dispone de una alta rentabilidad y rápida amortización, procesos operativos simplificados, costes de negocio optimizados o proveedores testados, de calidad y con una amplia experiencia en el sector, asimismo, desde el departamento de Marketing, se trabaja para proporcionar notoriedad de marca, control de reputación online y posicionamiento en redes sociales.

¿Qué nos hace especiales?

En nuestra carta podrás apreciar un enfoque singular en cada hamburguesas. Nos basamos en dos principios: ser muy puristas con la calidad de la carne y nuestro pan, y dejar toda la creatividad en manos de los ingredientes extras y salsas.

Añadimos frutas a la hamburguesa, tenemos recetas propias de entrantes y postres, salsas caseras e incluso una hamburguesa que en lugar de pan ¡contiene pancakes!

Nuestros locales son parte de la experiencia The Black Turte, cuidada decoración industrial decadente que te traslada al Soho de una gran ciudad como Londres o NY.

Para más detalles, échale un vistazo a nuestro dossier con los datos a tener en cuenta para abrir un The Black Turtle. y más información relevante de nuestro concepto que seguro que te interesará conocer.